.
.
.
Estabas metida entremedio de mis cintas,
en los casettes
que venía guardando de pendejo.
En mis primeras pajas
con Madonna en “Like a Virgin”
y en las revistas “Buena Vida Afectiva y Sexual”.

Quién iba a pensar que estaría esquivando las balas de tu pobla,
y me acordaría de los lápices bic
y las rebobinadas eternas.

Te tenía en mis maxell de cromo,
en los piratas
que grababa en la casa de un amigo.

Te sentía arrodillada por las noches,
de verdad,
...............yo te veía,
..............................clarita,
cuando expulsaba los orgasmos en tu cara.

Te escuchaba en mi grabadora IRT
con sonido dolby stereo,
cuando Los Ramones le cantaban a las punkis
y Silvio se engrupía a las artesas.

Y tú,
ahí estabas,
tocando batería con mi pecho,
abrazándome el temblor que no termina nunca,
preparando el desayuno,
ordenando mi desorden.

Te veo casi siempre inundando mis paredes.

¿Sabes?
Te encontré un día metida en mi caja de recuerdos.

1 Coments:

sandra dijo...

amor mío.. gracias.
pero no me metas todavía en tu caja de recuerdos.. eso me suena a despedida. Mejor sigamos haciendo crecer la caja de NUESTROS recuerdos, queda tanto todavía por meter ahi :)
TE AMO.

top