Sin Título

.
.
.
Quise ser un traje rojo carmesí, que se apegara tanto a tu cuerpo, que un sastre ayudase a pegar a tu cuerpo de manera perfecta
pero fui un anacronismo del amor, ni uno de esos amores mundiales de Casas.
Quise ser las canciones de Spinetta, las de Garcia, los poemas de Cummings que espere escribirte azul en el cielo alejado de todos y que fuimos/somos la gran esperanza de unas letras que no fueron/son un gran anacronismo del amor.
Quise tenerte púrpura como el molusco que cultivan en medio oriente y nombran en la biblia, y besarte dulcisímamente con aroma a flores carmesí y púrpura y verde y blanco acabar después que tu acabases, tomar tus manos entre mis manos clásicas y sentir que nada es para siempre.
Por un lado:
* Sé que la suma de todos los ángulos interiores de un triangulo dan 180 grados
* Sé que los colores que vemos son los que el sol rechaza y ya no quiere.
* Sé que al final un jovencísimo tendrá la suerte de tenerte y tú tenerlo, que todos somos finalmente, anacronismos de amores pasados por cedazo.
Hubo una vez que escribí (dos veces) frases que te acompañaran en mi recuerdo:
- Hay rincón de piel que te avergüenza pero que amo y posiblemente sea la suma de todo lo que amo de ti.
Es la imperfección de la raíz lo que le da vida a lo bello)
- Hay una bella inmovilidad en algunas cosas.


Hubo amor -Amor- pero no importa.
.
.
.
Dame un trozo de tela donde intentar bordar algo parecido a un corazón, a una coraza.
Los arvoles saben de su relación con los pájaros y que estos los penetran, porque en el coito está el secreto de volar. Ellos lo saben.
Digo arvoles como te digo amor, que ya no existe y hubo arvoles en vez de árboles gigantes y perfectos, ya que ni tú ni yo somos
.
..P
...E
....R
.....F
......E
.......C
........T
.........O
..........S
...........
Hay una esperanza blanca en el boxeo que se pudre como se pudren las frutas de mi congelador. Congelar no conduce a nada. Todo lo que vive: está muriendo.
Hay voces que me dicen que te quiera y espere algo, un sistema de planetas que se alineen, joyas en amatista humedad de las rocas.
Voces que reclaman mi AMOR en mayúscula y la Obsidiana me pide ser flecha de nuevo como antes y no bisturí, hay amor en Cronos devorando a sus hijos. Hay amor en ObsidianaCorazón como flecha en vez de bisturí. En morir.
Pruebo de nuevo, enumerarte:
Eres:
(.)


Fuiste y me duele.

Mamihlapinatapai

.
.
.
El problema con la depresión es que no sabes
si es ella o tú quien actúa, si es que
son tus palabras las palabras adecuadas si
no es un guión de la dopamina, si al fin
ser feliz depende de ti o de los fármacos.
No hablo no porque no quiera,
lo hago porque no lo pides, porque hay
tan solo mezclas y miradas, silencios procesiones
interacción en espera a que el otro parta.

Los Yaganes - amor - sabían sobre esto.






Mamihlapinatapai
Palabra del ahora extinto lenguaje Yagan, significa:
«Una mirada entre dos personas, cada una de las cuales espera que la otra comience una acción que ambas desean pero que ninguna se anima a iniciar»

Está considerada la palabra mas concisa del mundo.

Sin Título

.
.
.
La foto manca al objetivo
troza sin que quiera, cierra
el encuadre y deja víctimas
[porque siempre hay heridos]
y de fondo Blue Train - Coltrane
y de fondo una pared como sitio
enfrente: a quien amo y un torso
secciones de un tiempo perdido
si buscara una señal cualquiera
la ley de los tercios, adjunto
la foto a un texto largo y melancólico
un texto que al fin no dice nada nuevo
pero que sirve de catarsis
cerrar un ciclo a la antigua
cortarse el pelo y mudar la piel
como serpiente, lo que queda
es una parte de algo bello
que pudo ser, con otro encuadre
la imagen perfecta. Un descanso.

Sin Título


.
.
.
Las bombas nunca sobreviven a su amor por volar
reconocen el néctar de la vida en el viento 
el acero cruje y sus corazones pasan a ser otras bombas
sonríen describiendo el arco con precisión quirúrgica
los gases se mezclan en un éxtasis, hay algo de verdad en el brillo
las esquirlas se llenan de sangre y tierra, no sabemos,
que interpretan su bello amor en nuestras muertes.

Sin Título

.
.
.
Somos sombras en cavernas, 
anécdotas variantes a los caprichos de la luz.
Aquello que le da sentido a la tierra
justifica el proceso de polinización
de los hombres, somos benditos y abnegados;
ecce animal de miedo, somos una estela tardía
un par de puntos suspensivos para cuando el amor
se torna de un solo sentido.

Idus de Marzo

.
.
.
Ella leía algo de Nietzsche
atenta/como leen en las películas/
una serie de golpe/sin comerciales.
Movía la boca, musitaba "gente"
una despedida en voz baja.

Yo intentaba encuadrar una foto
con esa luz difícil de la tarde
si quedaba clara - la imagen - saldría movida
si era quietud lo que buscase
- la bella inmovilidad de algunas cosas -
saldría oscura, sin matices.

Hubo un momento breve donde miró.
Fui como un sujeto de laboratorio
ajeno en todo, un primer plano: Ella.
El resto fuimos un bokeh pendiente;
la relación entre la abertura y la velocidad del tiro,
la distancia focal y sus ojos, estando lejos.

Todo era un ejercicio en perspectiva
como la tira de prueba y manuscritos
el error y las consecuencias
desenfoque y fe de erratas
de editorial pequeña
que pone "Fuerza" en donde iba "Energía"
"Flor" en vez de "Cala"
la mala traducción manosea la palabra
amor y la transforma
de modo que al lector no signifique nada.

Estoy seguro: disparé al mismo tiempo en que ella
y nos encontramos/sabiendo que lo leído no es verdad
y que el amor no dura para siempre.

Sin Título

.
.
.
Obsidiana astilla corazón
un culto es necesario
la roca sirve como flecha / bisturí
lo negro depende del corte
vidrio volcánico
esdrújulo
ígneo de silicatos
difusión atómica
lava altamente viscosa y polimerizada
puede llegar oscura al arco iris.

Sin Título

.
.
.
Como un documento en blanco
paralelo de una hoja vacía
escribe: “Mantis”
y con ello rompe la unidad.

Cópula desde el ocaso, redacta
el macho: esperma y muerte
la hembra: Cronos y destino.
.
.
.

Sin Título

.
.
Hay situaciones tan Ginsberg
tan Carver donde una mancha blanca destaca
en el borde de una solera tan Antin
con pasto sistólico, abundante
dos colillas marcan el tesoro de un niño
todos los meses menos Abril son tan crueles
porque el chiquillo busca y no encuentra
lo bello de ser un cachorro de tigre
no conoce aún lo poderoso del metal
llora cuatro minutos treinta tres segundos
lo que dura lo eterno del silencio
la pérdida marca más profundo
cuando su madre llama y él obedece.

top