Sin Título

.
.
.
Hay un largo viaje hasta el valle Ariadna
una procesión de piedras y guijarros
cruzamos el camino como ciegos
una mano sobre mano, todo.
Hubo sombras de dedos-árboles
matices sospechosos, noches
que no son a ojos invidentes, noche
manos raíces hilos
guía de algo que se niega a morir.
Ariadna te prometo flor caléndula
no habrá sol que pueda absorbernos.

.
.
.

top