Te recuerdo chiquitita en la penumbra,
entrando de nuevo en el fragor de la batalla,
recorriendo mis rincones,
navegando en mis orillas,
invitando al vigia a la vulva de tu puerto,
traspirando mar, sirena encallada,
mirando en mis faroles,
abrazando los orgasmos compartidos,
te siento.
Entonces te recuerdo, chiquitita en la alegria,
llorando océanos en cada una de tus penas compañeras,
sorbiendo tus salares,
y enjugándote las ganas entre las piernas y el oleaje.
Te recuerdo siempre lamiendo mis heridas,
chiquitita del oleaje, de las ganas,
chiquitita del tiempo y de mi barca,
recogiendo mis despojos, levantando mis lugares,
mascarón de proa,
chiquitita en la luz
y en penumbra.



2 Coments:

sandra dijo...

recuérdame siempre.
yo siempre lo haré contigo.

sandra dijo...

extraña coincidencia que antes de ayer yo te haya escrito algo llamado "me recordarás".. estamos pensando lo mismo, hay que dejarnos para recordarnos.
tengo suficientes heridas propias, como para seguir lamiendo las tuyas, amor.
recojo tantos despojos de mí misma, que ya no me alcanzan los brazos para recoger los tuyos.
lo siento tanto, amor.. lo siento por nosotros, y por los sueños que soñé para los dos, lo siento por lo que pudimos ser y no seremos, por el tiempo que pasamos intentándolo, por los y las que vendrán (no quiero!), por tanto amor rebalsándose sin tener más a quien empapar. Te amo, amor.
Perdón...

top