la chica del café vuelve con los bolsillos llenos
y el trasero destrozado de tanta mirada turnia
lleva un buen importe por su cuerpo
por sus nalgas
por sus tetas
por sonreirle siempre a esos ojos
y decir "invítame uno" a los parroquianos

la chica del café vuelve con los bolsillos rotos
por su trágica sonrisa, por como sería un mirar sereno
lleva detrozado el culo por tantos brazos rotos
por su tiempo
por su sexo
por cada promesa dada a esos senos voluptuosos
y pensar "ya falta poco" para esconderse en su ropa cotidiana

la chica del café vuelve a apoderarse de la barra
a servir dos cortados con canela
a reirse de los matrimonios ofertados
por su cuerpo
por su alma
por como sera culiarse a la diosa del boliche
y sentir "nada a cambiado" mientras toca sus bolsillos.

1 Coments:

Hestia dijo...

uffff ... buenisimo!!!

top