Hija

.
.
.
Te amo con un amor rotundo hija
Cómo 43 de las 49 peleas de Marciano
Te amo con la insistencia del que escribe mal
con la paciencia del agua horadando
la roca o formando estalactita
Te amo de manera inevitable e imprecisa
con un amor no practicado de antes,
con temor y te amo también con pena.
Te amo sobretodo los viernes desde las 19:42 hasta los domingos cerca de las cuatro.

Cuando naciste hija, sentí lo mismo que debió sentir P. Picasso terminando Guernica, que M. Proust escribiendo la palabra tiempo después de haberlo perdido: "Acabo de ser tocado por un poder superior, algo cayó brillante y puso ante mi lo más transcendental que pudo haber creado".

Porque te amo hija, certera y absolutamente.

1 Coments:

Marcela Vidal Melo dijo...

Precioso, delicado y furioso amor,este de ser Padres.
Gracias por compartirlo.
Trayenko.

top